jueves, 14 de abril de 2016

Un Guardia Urbano grabó a escondidas al concejal de la CUP que irá a juicio por supuestas coacciones


08/04/2016 - 14:49h

Josep Garganté, a juicio por una presunta coacción a un médico AINA NEGRETE

El concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Garganté, que tendrá que hacer frente a un  juicio el próximo 22 de abril por un supuesto delito de coacciones a un médico por hacerle cambiar un informe sobre las lesiones que presentaba un mantero, ha denunciado ser víctima de una estrategia de "un sector" de la Guardia Urbana para debilitar a su grupo municipal. Garganté ha calificado de "sospechoso" el vídeo difundido por El Periódico que registra la conversación que tuvieron un miembro del colectivo Tras la Manta y el propio Garganté con el facultativo en el CAP Pere Camps. El vídeo, según explica el propio medio, fue grabado a escondidas por un agente de la Guardia Urbana que, casualmente, se encontraba en el dispensario.
El concejal ha calificado de "ataque" la denuncia interpuesta contra él por un facultativo el pasado 23 de marzo y ha asegurado, en una comparecencia este viernes, que se trata de una "campaña contra el grupo de vendedores, perseguidos y criminalizados por la Guardia Urbana".
Por otra parte, La Directa ha publicado una queja presentada por un ciudadano que estaba en la recepción de urgencias del CAP Pere Camps, donde se dice textualmente que el mantero herido "hace constar que ha caído por las escaleras debido a una actuación policial". El documento no ha sido recogido por la Guardia Urbana en el informe. Uno de los periodistas del medio confirma que el mantero lesionado insistió —traducido por otro compañero al castellano— en varias ocasiones que la lesión se había producido por una caída por las escaleras consecuencia de la persecución de la policía.

El grupo municipal ha criticado la postura del Guardia Urbano que grabó el vídeo —vestido de paisano, según la CUP—, que se encontraba en un box atendido por una indisposición, según El Periódico. "Si este miembro de la policía cree que se está cometiendo un delito, comete un error: como policía debe actuar al momento, no cuando se acaba la conversación ir e incitar al médico a presentar una denuncia", ha dicho Garganté.
Garganté se acercó el pasado miércoles 23 de marzo desde el Ayuntamiento de Barcelona a les Drassanes (Barcelona) a petición del colectivo Tras la Manta, después de que se produjera la intervención de la Guardia Urbana de paisano, lo que provocó una desbandada con la supuesta caída y lesión de uno de los manteros presentes.
El mantero fue acompañado "por un compañero" —ha relatado el concejal— al CAP de Pere Camps, donde fue atendido por un médico que, según la versión de Garganté y la confirmación del facultativo en la grabación de El Periódico, fue escoltado por un Guardia Urbano. "Si no había detención, ¿qué hacía allí un policía? Y aún peor, el médico nos confirmó que es el procedimiento habitual", ha añadido el concejal. Garganté ha asegurado que, a su llegada al centro hospitalario, había un dispositivo amplio de policías.
Garganté ha afirmado que al vídeo publicado el jueves le faltan tres minutos iniciales donde se contextualizaba la información al médico y que, él y el miembro de Tras la Manta, querían que el mantero fuera atendido sin nadie delante, sólo con el facultativo. "Nosotros sólo queríamos que recibiera al herido solo", ha remarcado el concejal de los anticapitalistas. El médico se negó, y posteriormente —a instancias de la policía local, según la CUP— denunció a Garganté, que se enfrenta a un juicio por un delito leve que, de confirmarse, podría acabar en multa.
Los grupos municipales del PP y CiU han pedido la dimisión de Garganté, reclamando "determinación" a la alcaldesa Ada Colau por unos hechos que consideran "muy graves". Desde el PP se ha pedido dejar de lado "cuestiones políticas", en referencia a que BComú está a la espera de la decisión de la CUP para votar a favor de su modificación de presupuestos. Desde fuentes del grupo municipal anticapitalista se ha dado "todo el apoyo" a Garganté, que ya ha informado de que no dimitirá pero que se sentará con el gobierno municipal para "explicar los hechos".
Fuente: eldiario.es