lunes, 12 de septiembre de 2016

CARTA DE UN PENSIONISTA QUE ESTÁ HASTA LOS HUEVOS DEL PP


Estimado ciudadano.

Mi nombre es el de cualquiera de los pensionistas residentes en este país. Mi ideología política se ha ido diluyendo gracias a las desilusiones y desengaños que los años me han hecho vivir y a día de hoy ninguna etiqueta me viene bien por quienes son sus representantes y si algo he aprendido a lo largo de los años es que gobierne quién gobierne este país poco hará por mi o por los ciudadanos y lo poco que haga será a cambio de un alto precio que pagaremos los de siempre.

Por norma vivo en silencio, intento pasar desapercibido, no entrar en debates y discusiones entre fanáticos de uno u otro bando, para mi ninguno tiene toda la razón o ninguna, todos hacen mucho mal y poco bien. Ellos (los políticos) viven en sus burbujas alejados de la realidad de los ciudadanos, aislados en sus números "macro" de una economía global con un sistema financiero que ha olvidado a los ciudadanos, verdadero sostén y base de su nivel de vida y del funcionamiento del país.

Pero a lo que voy. Hace ya bastante tiempo, da igual quién haya estado en el gobierno se nos ha ido insertando en la cabeza y hemos ido interiorizando una mentira muy, pero que muy gorda respecto a las pensiones.

El sistema de pensiones fue creado para asistir a las personas mayores cuando ya no podían trabajar, a las personas que sufren un accidente o enfermedad que les impide ganarse la vida y con una muy pequeña cantidad económica a las personas que por circunstancias de la vida no han cotizado nunca.

Es muy normal leer u oír que "gracias a las aportaciones de los trabajadores en activo el sistema de pensiones se mantiene" o "de las aportaciones de un trabajador viven x pensionistas y parados" o "sin nuevas cotizaciones el sistema quebrará"... y tantas otras afirmaciones que dejan al pensionista como un parásito de la sociedad que recibe una pensión (mísera las más de las veces) gracias a la bondad de la sociedad, de los trabajadores actuales y por la bondad infinita de los gobernantes.

¡Y UNA MIERDA COMO UN PIANO DE COLA!

¡LOS COJONES ME ESTÁIS PAGANDO LA PENSIÓN VOSOTROS! queridos míos.

Resulta que la inmensa mayoría de los perceptores de pensiones contributivas de España somos personas que hemos estado cotizando y aportando al sistema durante 30, 40, 50 años o más para a día de hoy recibir NUESTRA pensión no como un regalo o una limosna sino como la OBLIGACIÓN que tiene la Seguridad Social de cumplir con el trato que era "usted cotiza a lo largo de muuuuuchos años y después recibe una pensión para vivir dignamente lo que le quede de vida o si sufre una enfermedad o accidente también"

La Seguridad Social es mi plan de pensiones impuesto por Decreto Ley. Además de MIS APORTACIONES a lo largo de los muchos años cotizados se ha podido pagar una muy escasa pensión o ayuda a muchas personas que no han podido cotizar. Se ha pagado mi sanidad, la de mi familia y la de otros y muchas cosas más. Con el dinero de mis aportaciones se constituyó una "caja de las pensiones" para que estos gastos estuviesen garantizados pasara lo que pasara.

Ese era el trato. Si el dinero que cada mes a lo largo de más de 40 años me ha ido detrayendo la Seguridad Social de mi nómina hubiese quedado en mis manos yo podría haber contratado un Plan de Pensiones y un seguro privado con alguna entidad financiera y una aseguradora privada o mutua, el fruto de mi esfuerzo no habría pagado asistencia sanitaria para nadie más que para mi y mi familia, no habría ayudado a que ninguna persona sin recursos tuviese una pensión mínima, ningún desempleado habría recibido un euro mío... Y a día de hoy yo recibiría una pensión de una entidad privada tres veces mayor de la que recibo de la Seguridad Social o un pago único que me daría para vivir holgadamente el resto de mis días y además dejaría una buena herencia.

Una buena pregunta sería ¿donde está el dinero aportado por los pensionistas a lo largo de los años. Si estuviese en su sitio ningún pensionista de este país tendría miedo de que mañana o pasado mañana le quiten SU pensión, el y yo hemos cumplido con nuestra parte del trato, si el dinero no está ya no es nuestro problema, es VUESTRO PROBLEMA, de quienes seguís aportando a un sistema que han convertido en una ESTAFA PIRAMIDAL que es imposible que sobreviva si no entran nuevos "clientes" para pagar a los que hay dentro.
 
Para terminar te pediría que en adelante evites insultarme y que no faltes a tu inteligencia diciendo que tu pagas mi pensión o la de nadie. Esa cuenta está pagada.

Gracias, Manuel Alcántara Villegas