viernes, 11 de noviembre de 2016

El nuevo Secretario de Estado de Hacienda, ex alcalde de uno de los ayuntamientos más endeudados de España

El recién nombrado Secretario de Estado de Hacienda está afiliado al PP desde hace 25 años se define como una persona disciplinada y de partido. Ha sido parlamentario andaluz, senador y alcalde de Jaén durante poco más de cuatro años, dejando el Ayuntamiento con una deuda de más de 550 millones de euros y convirtiendo a Jaén en uno de los tres municipios de más de 100.000 habitantes más endeudados de España. Conocidos son sus enfrentamientos con otras administraciones, especialmente con la Junta de Andalucía, y su presidenta Susana Díaz.

fernandez de moya

El nuevo secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, doctor en Derecho y profesor titular de Derecho Financiero en la Universidad de Jaén, es también exalcalde de Jaén, uno de los ayuntamientos más endeudados de España, que dejó en situación de "quiebra técnica".
Fernández de Moya, afiliado al Partido Popular desde hace 25 años (1991), se ha calificado a sí mismo en múltiples ocasiones como una persona disciplinada, de partido, donde ha ostentado diversas responsabilidades, desde secretario y presidente de Nuevas Generaciones en Jaén, a secretario provincial y presidente del PP en la provincia desde el 2000 hasta la actualidad.
Casado y con un hijo, ha sido parlamentario andaluz,  portavoz de Economía en esa cámara y senador en las elecciones de 2011, donde fue portavoz de Economía y Hacienda y portavoz adjunto del grupo parlamentario popular.
Ese mismo año fue elegido alcalde de la ciudad de Jaén, con mayoría absoluta,  el mayor apoyo de la ciudadanía en la historia de la democracia en Jaén, 16 de los 27 concejales. Con ello arrebataba la alcaldía al pacto PSOE-IU al que ha culpado siempre de la elevada deuda del Consistorio, unos 390 millones de euros cuando él tomó la vara de mando por primera vez y que ahora sobrepasa los 500 millones.
En 2013, el mismo día en que el Ayuntamiento anunciaba cómo sería la revisión del plan de ajuste para hacer frente a los 36 millones de euros que había recibido con cargo al tercer plan de pago a proveedores, Fernández de Moya admitía que había cobrado sobresueldos del PP entre 1999 y 2007. Es decir, que había recibido retribuciones como cargo público al tiempo que otras por "representación, dietas, locomoción y asistencia a actos de partido", aunque se justificaba asegurando que eran unos ingresos que están "declarados y fiscalizados".
Ha sido gran detractor del tranvía de Jaén, construido en el anterior mandato, y al que dijo que nunca se subiría. Y así ha sido, pues continúa parado desde las primeras pruebas en 2011. Renunció a su puesta en marcha por el elevado coste anual que cifró en 5 ó 6 millones. También fue conocido durante su mandato municipal por el enfrentamiento con la Junta de Andalucía por la gestión del servicio de ayuda a la Ley de Dependencia. Acusó a la administración de impago.
El propio ministro de Hacienda, el jiennense Cristóbal Montoro, avaló en 2014 la candidatura de Fernández de Moya para presentarse a la reelección, consiguiendo ser la lista más votada en las elecciones municipales de 2015 pero con mucho menos apoyo, solo 12 concejales.   Fue investido gracias a los votos en blanco de los tres ediles de Ciudadanos, ahora fuera del partido naranja. Las claves de ese mandato fueron la continuidad, la austeridad y la gestión de la ruina de un ayuntamiento que convertía a sus concejales en administradores concursales.
Tampoco fue buena la relación de Fernández de Moya con las administraciones gobernadas por el PSOE, Junta de Andalucía y Diputación Provincial. Son conocidas son sus diferencias durante ese tiempo con ambas administraciones,especialmente con la Junta de Andalucía, y su presidenta Susana Díaz, a la que recriminó en numerosas ocasiones que "no se entrevistase con él y le mandase muchas cartas".
Eso sin olvidar temas con un permanente tira y afloja como el pago del servicio de ayuda a domicilio y las escuelas infantiles, o el Consorcio de Transporte Metropolitano.
El 23 de noviembre de 2015, después de estar cuatro años, cinco meses y doce días al frente del Consistorio jiennense, y tras estar en boca de los pasillos municipales sus pocas ganas de seguir como alcalde, dejaba la vara de mando para encabezar la candidatura del PP al Congreso por Jaén.
Dejaba un Ayuntamiento con más de 550 millones de deuda. Según los socialistas, cada día de los cien primeros de su segundo mandato costó a los jiennenses 1,5 millones en deudas por préstamos y créditos.
En las elecciones del 26 de junio, la lista al Congreso encabezada por él logró más del 35 por ciento de los votos, convirtiendo al PP en la segunda fuerza política de la provincia tras el PSOE.
José Enrique Fernández Moya relevará como nuevo secretario de Estado de Hacienda a Miguel Ferre, que se incorporará al sector privado.