sábado, 19 de noviembre de 2016

Rajoy, agencia de colocación de exministros

La gran mayoría de los miembros del anterior Ejecutivo del PP que no continúan en sus carteras han sido propuestos o colocados –rápidamente, en muchos casos– en puestos políticos y de representación.



Mariano Rajoy cuida a su gente. Ya lo demostró con los famosos SMS que envió a Luis Bárcenas tras destaparse la contabilidad B y los sobresueldos del Partido Popular. También lo ha hecho, y lo sigue haciendo, con aquellos que le han respaldado durante los momentos más duros y difíciles de su mandato, ahora renovado. De entre todos ellos, el presidente se ha mostrado especialmente atento con los que han formado, en algún momento, su equipo de Gobierno.
Diez de las personas que ocuparon una cartera ministerial en la anterior legislatura de Rajoy no continúan en sus puestos. Exceptuando a Pedro Morenés, todos han sido propuestos o han ocupado ya cargos de representación o políticos tras su labor en los ministerios. Ana Mato y José Ignacio Wert encontraron ocupación fuera de España.  José Manuel Soria fue propuesto como ejecutivo del Banco Mundial, aunque finalmente no accedió al puesto tras la indignación que levantó su nombramiento. Jorge Fernández Díaz, Ana Pastor y José Manuel Margallo siguen siendo diputados en el Congreso y han obtenido distintos puestos en la Cámara. A continuación se repasa la trayectoria de todos ellos tras su cese en los respectivos ministerios.
Ana Mato. Dimitió como ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en noviembre de 2014, después de que el juez Pablo Ruz sostuviera en su auto que la exministra fue “partícipe a título lucrativo” de los supuestos delitos que cometió su exesposo, Jesús Sepúlveda, en la trama Gürtel. Continuó como diputada en las Cortes Generales, donde solo un mes después fue nombradavicepresidenta primera de la Comisión de Cooperación Internacional. Abandonó su escaño al término de la anterior legislatura. En abril de 2016, y tras el anuncio del eurodiputado popular Esteban González Pons, la exministra comenzó a ejercer como directora de Universidad Europea, un foro educativo organizado por el PP en Bruselas. Para desempeñar este cargo, se le otorgó el puesto de "asistente local" (asesora) de toda la delegación europea del Partido Popular – a excepción de su hermano, Gabriel Mato–.
José Manuel Soria. Renunció a todos sus cargos políticos –incluida la cartera del Ministerio de Industria, Energía y Turismo– el 15 de abril de 2016, tras aparecer vinculado a empresas offshore descubiertas en la investigación de los Papeles de Panamá. Cinco meses después, fue “seleccionado” como candidato para el puesto de director ejecutivo del Banco Mundial el mismo día que Rajoy fracasaba en su primer intento de investidura. Tras el escándalo que suscitó el nombramiento, Soria renunció al puesto. El gobierno aseguró que el nombramiento se había hecho a través de un concurso para funcionarios –afirmaciones que más tarde se demostraron falsas–, y la petición para que Luis de Guindos diese explicaciones sobre el nombramiento en un pleno parlamentario quedó en una comparecencia en comisión del ministro.
Jorge Fernández Díaz. Continúa siendo diputado en el Parlamento. No fue renovado como ministro del Interior en la nueva legislatura. Reprobado por el Congreso y pendiente de una comisión de investigación parlamentaria por las grabaciones en las que el diario Público desveló su supuesta utilización de instituciones públicas para conspirar contra rivales políticos en Cataluña, fue propuesto por el Partido Popular para ocupar la presidencia de la Comisión de Asuntos Exteriores en el Congreso. Tras la oposición de otros grupos de la Cámara, ocupará la presidencia de Comisión de Peticiones del Congreso, para la que no es necesaria votación.
José Ignacio Wert. Cesó como ministro de Educación el 25 de junio de 2015. Un mes después fue nombrado, tras aprobación en el Consejo de Ministros,embajador jefe de la Delegación Permanente de España ante la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en París. Hasta su salida, fue el ministro peor valorado de la X legislatura, y se enfrentó a prácticamente todo el espectro social y político por su ley orgánica de educación –LOMCE–.
Alberto Ruiz-Gallardón. Dimitió como ministro de Justicia el 23 de septiembre de 2014 tras el fracaso de su propuesta para una nueva ley del aborto. Ese mismo mes pasó a formar parte, como consejero permanente, del Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid hasta que este fue disuelto el 28 de diciembre de 2015.Según la página web de la Comunidad de Madrid, este Consejo era “el órgano superior consultivo del Gobierno y de la Administración autonómica, así como de las corporaciones locales y de las universidades y demás entidades de derecho público de la región”.
Ana Pastor Julián. Abandonó la cartera de Fomento tras su nombramiento como presidenta del Congreso el pasado 19 de julio. Su gestión ministerial del accidente del tren Alvia en Angrois en 2013, con 81 fallecidos y 144 heridos, fue reprobada hasta en dos ocasiones por la Agencia Ferroviaria Europea, que negó la independencia de la investigación y puso en evidencia la omisión de puntos importantes en el informe, cuya publicación además fue retrasada cinco meses por las alegaciones del Gobierno de España.
José Manuel Margallo. No renovó su cartera en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Sigue siendo diputado en las Cortes Generales, y recientemente ha sido nombrado presidente de la Comisión sobre Seguridad Nacional del Congreso.Según informa la web Sueldos Públicos, tanto él como Fernández Díaz recibirán una asignación de 20.000 euros brutos extra al año por sus nuevas responsabilidades en la Cámara, que sumarán a la asignación constitucional básica.
Miguel Arias Cañete. Dejó el Ministerio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el 28 de abril de 2014 para encabezar la lista del Partido Popular al Parlamento Europeo ese mismo año. Tras solo cuatro meses como eurodiputado, fue propuesto por Jean-Claude Juncker –miembro del Partido Popular Europeo– para el puesto de Comisario Europeo de Acción por el Clima y Energía. Obtuvo el cargo tras ser examinado en dos ocasiones por la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara por posibles conflictos e intereses económicos y personales.En mayo de 2016 se conoció que la mujer de Arias Cañete se había acogido a la amnistía fiscal de 2012 cuando él era ministro.
Alfonso Alonso. Abandonó el Ministerio de Sanidad el 16 de agosto de 2016 para ser el candidato del Partido Popular vasco a lehendakari en las elecciones autonómicas del 25 de septiembre. Actualmente es diputado en el Parlamento Vasco por Álava. En marzo de 2016, fue condenado junto a Javier Maroto por elTribunal de Cuentas por su responsabilidad contable en el 'caso San Antonio', en el que se investigaron perjuicios contra las arcas del ayuntamiento de Vitoria.
Pedro Morenés. Es el único exministro que no ocupa o ha ocupado ningún puesto político o de representación tras su cese como miembro del gobierno. Tampoco es diputado en la nueva legislatura.