jueves, 16 de marzo de 2017

Ábalos: “La Gestora quiere dejar sin voto en las primarias a los seguidores de Sánchez”


Fernando I. Lizundia * | Cuarto Poder |


“Todo comenzó hace un mes, cuando Pedro Sánchez anunció en Dos Hermanas su candidatura a secretario general en las primarias de mayo. A partir de ese momento no han dejado de llegarnos denuncias, que en muchos casos hemos podido constatar nosotros mismos, de irregularidades con el censo de militantes del partido, destinadas a arrebatar el derecho a voto a los simpatizantes de Pedro”, asegura acuartopoder.es José Luis Ábalos, secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Valencia y diputado nacional de la citada formación.
“Ellos confiaban en una designación [de Susana Díaz] a la búlgara, por aclamación, como ya lo hicieron en Sevilla. Así, que para qué se iban a complicar la vida. Todo se fue al garete el 28 de enero”, explica, “cuando Pedro hizo el anuncio. Inmediatamente empezaron a llegar denuncias de irregularidades con el censo”, era el comienzo de la guerra sucia desatada por Ferraz contra el último secretario general de la formación, para arruinar su intento de ser reelegido.
Según ha podido saber cuartopoder.es, las medidas presuntamente adoptadas por la Comisión Gestora que preside Javier Fernández son globalmente de dos tipos: por un lado, las tendentes a dejar fuera del censo a personas consideradas próximas o potencialmente afines a Pedro Sánchez, y, por otro lado, las destinadas a engrosar la lista de los considerados ‘leales’.
“Inscriben al candidato como simpatizante en lugar de como militante o no pasan los recibos para que haya impagos y pierdan así el derecho a votar”
En el primer caso, según denuncia Recupera Socialismo (@RecuperaSOC), son varias las medidas adoptadas. Por una parte, se trata de evitar que los militantes que dejaron de pagar sus cuotas tras la expulsión de Sánchez, el pasado 1 de octubre, o causaron baja en el partido, puedan volver a darse de alta.
Los medios son muy variados: “Es imposible completar la tramitación online del alta. Siempre hay problemas. Lo intenté infinidad de veces y al final, harta, imprimí el documento y me fui a Ferraz a entregarlo en mano”, cuenta a este medio Zaida Cantera, diputada independiente del PSOE, que recientemente formalizó su afiliación.
Fue ella quien, el pasado 26 de diciembre, denunciaba a este medio digital que tras la llegada de la Gestora se habían comenzado a registrar los primeros problemas con las altas y que el nuevo colectivo rector había cambiado a todos los miembros del equipo informático que gestionaba, entre otras cosas, el censo de militantes socialistas.
Otra de las prácticas fraudulentas es tramitar de forma irregular el alta, “inscriben al candidato como simpatizante, en lugar de hacerlo como militante, lo que le priva del derecho de voto. También se están dejando de pasar al cobro el recibo de la cuota de militancia. Esto supone que cuando toque votar, los afectados no podrán hacerlo, por no estar al día en sus pagos”, señala Ábalos, quien agrega: “Todo esto está generando mucha inquietud, está cundiendo la intranquilidad, porque lo que está sucediendo en estos momentos, nunca antes se había visto. Nada mejor que un ejemplo: tenemos un grupo de más de 180 personas en Albacete, a las que no se permite formalizar el alta. En Zaragoza norte hay otro grupo de 50 pendientes de completar el trámite”, comenta.
En opinión de Ábalos, “el 1 de octubre, cuando Pedro Sánchez dimitió, se debería haber congelado el censo. Lo que no es aceptable es que en una situación de tanta inestabilidad esté el censo abierto. No es normal. No se puede alterar el cuerpo electoral, puesto que es básico para garantizar un proceso democrático”.
“La Gestora y Susana se están teniendo que enfrentarse a una movilización sin precedentes de las bases del partido. Un movimiento que ha sorprendido al aparato con el paso cambiado”, explica José Luis Ábalos. “Mientras que los actos de Pedro Sánchez son espontáneamente multitudinarios, en los de Susana obligan a asistir a todo aquel que ostente un cargo público, para que los locales no queden desoladoramente vacíos, como le sucedió en Azuqueca de Henares”.
“En los actos en los que participa Susana Díaz obligan a asistir a todo aquel que ostente un cargo público, para que los locales no ofrezcan una desoladora imagen de vacío”
Matías Alonso, secretario de Memoria Histórica del PSPV-PSOE, contactado por cuartopoder.es, aclara que “para tratar de equilibrar la correlación de fuerzas, están afiliando a grupos familiares al completo (padres, madres, hermanos, primos, tíos…) de gente con cargo orgánico en el partido. También están obligando a darse de alta en el partido a todos los cargos públicos y a los asesores. Además, hemos registrado casos de traslados irregulares de fichas de inscripción”.
Ábalos también menciona uno de los casos que él considera “más sangrantes” de esta campaña de exclusión que denuncian los seguidores de Sánchez: “A los algo más de 4.000 afiliados de América se les ha conminado a reafiliarse, cumplimentando unos impresos que deben enviar por correo a Ferraz” algo que ha provocado un gran malestar entre aquel colectivo.
Ante semejante cúmulo de irregularidades, representantes de Pedro Sánchez enviaron el lunes una carta a la Comisión Gestora solicitando una reunión para tratar esta cuestión.
Al preguntarle por las declaraciones de Patxi López, tercero en discordia y que asegura que se fía del censo oficial y que no le plantea problemas mayores, Ábalos se muestra taxativo: “En su origen era una candidatura de oportunidad. Si lograba que Sánchez se retirase o que Susana no se presentara, había ganado. De todas forma, ellos mismos lo dicen: la suya es una candidatura sin riesgo, se sumarán al que gane”.
En opinión de Matías Alonso, toda esta sobrerreacción de la Gestora y de Susana Díaz está motivada por varios factores. Por un lado, ven que “a pesar del golpe de timón, el PSOE sigue cayendo en las encuestas y ya está cuatro puntos por debajo de los malísimos resultados de Pedro Sánchez”. Otra cuestión que “les asusta es el sistema participativo que impulsa el equipo de Sánchez, donde las agrupaciones aportan ideas y participan en los debates para elaborar el programa marco”. Por último, “sólo ahora han comenzado a darse cuenta en Ferraz de la profunda herida que causaron en la gente los acontecimientos del 1 de octubre de 2016, cuando Pedro Sánchez fue obligado a dimitir como secretario general tras la conjura de Zamora”, donde el oficialismo urdió el plan para deshacerse de Pedro y entregar el gobierno al Partido Popular deMariano Rajoy“. “Y eso, la gente, ni lo olvida ni perdona”, apostilla.
Fuentes socialistas consultadas por cuartopoder.es han señalado que todas las candidaturas –pero especialmente las de Sánchez y Díaz–tratan de arrimar el ascua a su sardina a la hora de depurar los censos de aquellas agrupaciones en las que tienen mayor peso, para poder recuperar a aquellos militantes que, por una u otra razón, podrían quedar excluidos del listado de militantes con derecho a voto.
(*) Fernando I. Lizundia es periodista.