martes, 15 de noviembre de 2016

El Congreso rechaza que Aznar explique en la Cámara la corrupción durante su Gobierno

Unidos Podemos pide que comparezca en la Comisión para la Auditoría de la Calidad Democrática, la Lucha contra la Corrupción y las Reformas Institucionales y Legales. PP y Ciudadanos lo rechazan; y el PSOE no lo apoya por ahora al considerar que es prematuro: cree que debería producirse en una comisión específica sobre la corrupción del PP que todavía no está constituida. La depuración de las responsabilidades políticas por la corrupción era una de las exigencias inamovibles de Albert Rivera a Mariano Rajoy para apoyar su investidura. 
José María Aznar conversa con Rodrigo Rato y Francisco Álvarez-Cascos durante el debate sobre el Estado de la Nación de 1999 EFE

La Mesa del Congreso ha rechazado este martes que el expresidente del Gobierno, José María Aznar, explique en el Parlamento las acusaciones de corrupción durante su mandato que ha lanzado en el juicio del caso Gürtel el supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa. PP y Ciudadanos se han opuesto a la solicitud de comparecencia promovida por Unidos Podemos. El PSOE se ha acogido a una cuestión formal para no sumarse a la solicitud de momento ya que considera que la comisión a la que debe ir Aznar es otra distinta.

Correa reveló el pasado mes de octubre que el Gobierno de José María Aznar amañó grandes contratos para que el PP cobrara comisiones. Durante su declaración ante el tribunal que juzga la trama masiva de corrupción, Correa declaró que el extesorero del PP Luis Bárcenas "lo gestionaba con el correspondiente ministerio" y luego él mismo "pagaba la comisión del 2% o del 3% a Génova", en referencia a la sede nacional del partido que hoy dirige Mariano Rajoy. Correa no cuantificó si las mordidas fueron de más o menos de 1.000 millones de pesetas como decía en una grabación.
Unidos Podemos ha pedido la comparecencia de quien fuera el jefe del Ejecutivo al que ha apuntado Correa con su declaración en la recientemente constituida Comisión para la Auditoría de la Calidad Democrática, la Lucha contra la Corrupción y las Reformas Institucionales y Legales.
La creación de esta comisión, permanente pero no legislativa, responde al acuerdo de investidura alcanzado entre PP y Ciudadanos. Fue una de las seis exigencias que Albert Rivera puso sobre la mesa a Mariano Rajoy para empezar a hablar. Sin embargo, PP y Ciudadanos han rechazado directamente la comparecencia de Aznar.
El presidente de dicha comisión es el diputado de Ciudadanos Toni Cantó. En la sesión constitutiva señaló que España "todavía vive inmersa en una crisis que es doble, es económica y es institucional, y el fenómeno de la corrupción es responsable en gran medida de ambas cosas" y que la comisión se ponía en marcha "directamente en respuesta a esa preocupación de nuestra ciudadanía, que ha visto durante demasiado tiempo cómo la política se desnaturalizaba, y en vez de perseguir el bien común, comenzaba a perseguir el bien particular o partidista en vez del bien de todos los ciudadanos". "Yo espero mirar con todos ustedes al pasado para que podamos hacer juntos un diagnóstico de todo lo que ha sucedido en este país", señalaba Cantó en su primer discurso en la comisión (aquí en PDF).
Sin embargo, el partido liderado por Rivera y el PP han sumado su mayoría en la Mesa del Congreso para tumbar la solicitud. Su explicación: que la comparecencia de Aznar no encaja en el Reglamento de la Cámara. En concretocon su artículo 44.
Desde Unidos Podemos defienden que el punto 4 de dicho artículo avala la petición al permitir "la comparecencia de otras personas competentes en la materia, a efectos de informar y asesorar a la Comisión". Su intención, aseguran a eldiario.es, es que Aznar "informe sobre las afirmaciones echas por Correa". Una explicación que no ha convencido a PP ni Ciudadanos.
El PSOE también ha rechazado la petición de Unidos Podemos, aunque temporalmente. Fuentes del grupo socialista han asegurado a eldiario.es que la comisión en la que se ha solicitado la comparecencia no es la adecuada y han recordado que está pendiente de constituirse una específica para investigar la corrupción del PP, cuya creación registró precisamente el PSOE el pasado mes de agosto y que ya ha sido aceptada. Entonces, el PSOE ya pidió la comparecencia de Aznar, así como de Rajoy y de Bárcenas.
Desde Ciudadanos confirman que han rechazado la petición y se remiten a posteriores explicaciones de sus portavoces al respecto.

Fuente: eldiario.es/politica/Congreso