viernes, 20 de julio de 2018

Cuixart pide su libertad al Supremo porque Alemania ha descartado la rebelión en el 'procés'

El presidente de Òmnium está en prisión únicamente por rebelión, ya que al no formar parte del Govern no está investigado por malversación. Òmnium afea al juez de Barcelona que le requiera información ya disponible en los papeles que se llevó la Guardia Civil en un registro efectuado el 15 de marzo. Las defensas instan a la Fiscalía a apoyar la libertad de los exconsellers para "recuperar el prestigio internacional"

Cuixart, en la Audiencia Nacional EFE

Los independentistas en prisión han completado este miércoles sus peticiones de libertad ante el Tribunal Supremo. La defensa del presidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart ha pedido al Alto Tribunal que lo deje en libertad, a la luz de la decisión de la justicia alemana de no extraditar al expresident Carles Puigdemont por el delito de rebelión, el único que se le imputa y por el que permanece en prisión preventiva.
Marina Roig, abogada de Cuixart, ha presentado un escrito ante la sala de lo penal del Supremo para pedir la puesta en libertad del presidente de la entidad, en el que ofrece otras medidas cautelares para su cliente hasta el juicio. Por ejemplo la imposición de una fianza o la obligación de comparecer ante el juzgado, si fuera necesario diariamente.
La abogada razona en su escrito que el tribunal de Schleswig-Holstein no aprecia indicios de delitos de rebelión en el proceso independentista, por lo que no tiene sentido que su cliente permanezca en la cárcel teniendo en cuenta que ése el único delito por el que ha sido procesado, ya que al no formar parte del Govern no se le imputa malversación de caudales públicos (al igual que Jordi Sànchez y Carme Forcadell).
La letrada alega además que no existe riesgo de reiteración delictiva por parte de Cuixart y tampoco de huida, dado el "arraigo personal, familiar y laboral" del encausado, así como el hecho de que haya renovado recientemente su cargo de presidente de Òmnium. Y recuerda que su cliente ha comparecido ante los tribunales cuando se le ha citado y que siempre se ha mostrado a disposición de la justicia.
Además de la petición Supremo, Roig ha remitido una auditoría, en este caso al juzgado de instrucción 13 de Barcelona, que investiga los preparativos del 1-O, para acreditar que los 79.077 euros de subvenciones que recibió en 2017 procedían de administraciones locales y no de la Generalitat, tal y como sospechaba el juez.
El informe, elaborado por el despacho de auditores Faura-Casas, se basa en información obtenida en las cuentas anuales aprobadas por la junta directiva de la asociación en 2017, que el juez solicitó a Òmnium Cultural pese a que la Guardia Civil ya se llevó de su sede toda su documentación económica, tanto en papel como en soporte digital. Es decir: el juez requirió a Òmnium información ya disponible en los papeles que se llevaron los agentes en el registro efectuado el pasado 15 de marzo.
En este sentido, Roig afea al juez que el registro de la entidad no cumplió con los requisitos de "excepcionalidad, necesidad, idoneidad y proporcionalidad" que marca la ley, y avanza que pedirá la devolución de toda la documentación intervenida y pedirá que la diligencia acordada por Ramírez Sunyer sea considerada nula.
La auditoría muestra que Òmnium recibió el año tan solo 79.077 euros en subvenciones públicas, que supusieron el 0,86% de sus ingresos totales, procedentes de una veintena de ayuntamientos y entidades locales catalanas, en su mayoría para financiar actos culturales. Òmnium ha pagado con cuotas de los socios el 85% de sus gastos durante el 'procés'
Los auditores recalcan que todas  las subvenciones recibidas por Òmnium Cultural en 2017 procedían de "administraciones públicas de ámbito territorial local, que se han obtenido para contribuir a la financiación de actividades específicas de la asociación realizadas en el territorio correspondiente". También la Assemblea Nacional Catalana (ANC), a petición del instructor, ha certificado que, desde su creación, la entidad no ha recibido "ningún tipo de subvención de ninguna administración pública ni entidad relacionada".

ERC superaría a JxCat y a Ciudadanos en unas nuevas elecciones al Parlament, según el CIS catalán

El barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) muestra que los republicanos batirían por cinco escaños a los de Arrimadas y Puigdemont. El independentismo mantendría o aumentaría la mayoría absoluta en el Parlament, logrando un máximo de 76 escaños frente a los 70 actuales- El 46,7% de los encuestados apoya la independencia de Catalunya y el 44,9% la rechaza, igualando el máximo registrado. Puigdemont suma otra victoria contra el Supremo antes de dar la batalla en el PDeCAT

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, permanece en prisión EFE

El barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO, el CIS catalán) ha vuelto a confirmar una tendencia: ERC es el partido que gana en los sondeos. De celebrarse hoy elecciones en el Parlament, los republicanos obtendrían entre 35 y 37 escaños, entre tres y cinco más que los 32 que lograron el pasado 21-D. ERC superaría a Ciudadanos, vencedor de las últimas elecciones, y también desbancaría a Junts per Catalunya (JxCat) en el bando independentista.
Los de Inés Arrimadas conseguirían 29 o 30 escaños, siete o seis diputados menos que los 36 con los que lograron la victoria en las últimas elecciones. La lista de Puigdemont quedaría en tercera posición y retrocedería entre cinco y siete escaños respecto el 21-D, consiguiendo entre 27 y 29 diputados. El PSC se mantendría como cuarta fuerza, pero subiría de los 17 que tiene ahora hasta los 19-21 escaños.
Por detrás quedarían los 'comuns' con 8-10 escaños, igual o dos más que los obtenidos en las pasadas elecciones. Misma horquilla de diputados para la CUP, que doblaría, como mínimo, los cuatro diputados que tiene a día de hoy. Según el CEO, el PP mantendría su hundimiento el 21-D y igualaría sus cuatro escaños o bajaría uno.
Con este cuadro que dibuja el CEO, el independentismo mantendría su mayoría absoluta en la Cámara catalana, con una horquilla entre 70 (los mismos que tiene ahora) y 76 escaños. La encuesta se realizó entre el 23 de junio y el 14 de julio, antes de que Puigdemont presentara su 'Crida Nacional per la República' y del choque entre JxCat y ERC en el Parlament. El pasado 10 de julio Llarena suspendió a Puigdemont y a los diputados presos y procesados por rebelión y el12 Alemania rechazó extraditar al expresident por rebelión.
A la pregunta concreta de si se quiere que Catalunya se convierta en un estado independiente, un 46,7% de los encuestados responde afirmativamente (1,3 puntos menos que en el último barómetro de abril y 2,7 puntos menos que el máximo de partidarios de la secesión registrado en la encuesta de junio de 2017). Los detractores de la independencia suponen un 44,9% de los encuestados, 1,2 puntos más que en el último barómetro, igualando la cifra máxima de partidarios del 'no' registrada en el CEO de noviembre del año 2016.

jueves, 16 de marzo de 2017

Ábalos: “La Gestora quiere dejar sin voto en las primarias a los seguidores de Sánchez”


Fernando I. Lizundia * | Cuarto Poder |


“Todo comenzó hace un mes, cuando Pedro Sánchez anunció en Dos Hermanas su candidatura a secretario general en las primarias de mayo. A partir de ese momento no han dejado de llegarnos denuncias, que en muchos casos hemos podido constatar nosotros mismos, de irregularidades con el censo de militantes del partido, destinadas a arrebatar el derecho a voto a los simpatizantes de Pedro”, asegura acuartopoder.es José Luis Ábalos, secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Valencia y diputado nacional de la citada formación.
“Ellos confiaban en una designación [de Susana Díaz] a la búlgara, por aclamación, como ya lo hicieron en Sevilla. Así, que para qué se iban a complicar la vida. Todo se fue al garete el 28 de enero”, explica, “cuando Pedro hizo el anuncio. Inmediatamente empezaron a llegar denuncias de irregularidades con el censo”, era el comienzo de la guerra sucia desatada por Ferraz contra el último secretario general de la formación, para arruinar su intento de ser reelegido.
Según ha podido saber cuartopoder.es, las medidas presuntamente adoptadas por la Comisión Gestora que preside Javier Fernández son globalmente de dos tipos: por un lado, las tendentes a dejar fuera del censo a personas consideradas próximas o potencialmente afines a Pedro Sánchez, y, por otro lado, las destinadas a engrosar la lista de los considerados ‘leales’.
“Inscriben al candidato como simpatizante en lugar de como militante o no pasan los recibos para que haya impagos y pierdan así el derecho a votar”
En el primer caso, según denuncia Recupera Socialismo (@RecuperaSOC), son varias las medidas adoptadas. Por una parte, se trata de evitar que los militantes que dejaron de pagar sus cuotas tras la expulsión de Sánchez, el pasado 1 de octubre, o causaron baja en el partido, puedan volver a darse de alta.
Los medios son muy variados: “Es imposible completar la tramitación online del alta. Siempre hay problemas. Lo intenté infinidad de veces y al final, harta, imprimí el documento y me fui a Ferraz a entregarlo en mano”, cuenta a este medio Zaida Cantera, diputada independiente del PSOE, que recientemente formalizó su afiliación.
Fue ella quien, el pasado 26 de diciembre, denunciaba a este medio digital que tras la llegada de la Gestora se habían comenzado a registrar los primeros problemas con las altas y que el nuevo colectivo rector había cambiado a todos los miembros del equipo informático que gestionaba, entre otras cosas, el censo de militantes socialistas.
Otra de las prácticas fraudulentas es tramitar de forma irregular el alta, “inscriben al candidato como simpatizante, en lugar de hacerlo como militante, lo que le priva del derecho de voto. También se están dejando de pasar al cobro el recibo de la cuota de militancia. Esto supone que cuando toque votar, los afectados no podrán hacerlo, por no estar al día en sus pagos”, señala Ábalos, quien agrega: “Todo esto está generando mucha inquietud, está cundiendo la intranquilidad, porque lo que está sucediendo en estos momentos, nunca antes se había visto. Nada mejor que un ejemplo: tenemos un grupo de más de 180 personas en Albacete, a las que no se permite formalizar el alta. En Zaragoza norte hay otro grupo de 50 pendientes de completar el trámite”, comenta.
En opinión de Ábalos, “el 1 de octubre, cuando Pedro Sánchez dimitió, se debería haber congelado el censo. Lo que no es aceptable es que en una situación de tanta inestabilidad esté el censo abierto. No es normal. No se puede alterar el cuerpo electoral, puesto que es básico para garantizar un proceso democrático”.
“La Gestora y Susana se están teniendo que enfrentarse a una movilización sin precedentes de las bases del partido. Un movimiento que ha sorprendido al aparato con el paso cambiado”, explica José Luis Ábalos. “Mientras que los actos de Pedro Sánchez son espontáneamente multitudinarios, en los de Susana obligan a asistir a todo aquel que ostente un cargo público, para que los locales no queden desoladoramente vacíos, como le sucedió en Azuqueca de Henares”.
“En los actos en los que participa Susana Díaz obligan a asistir a todo aquel que ostente un cargo público, para que los locales no ofrezcan una desoladora imagen de vacío”
Matías Alonso, secretario de Memoria Histórica del PSPV-PSOE, contactado por cuartopoder.es, aclara que “para tratar de equilibrar la correlación de fuerzas, están afiliando a grupos familiares al completo (padres, madres, hermanos, primos, tíos…) de gente con cargo orgánico en el partido. También están obligando a darse de alta en el partido a todos los cargos públicos y a los asesores. Además, hemos registrado casos de traslados irregulares de fichas de inscripción”.
Ábalos también menciona uno de los casos que él considera “más sangrantes” de esta campaña de exclusión que denuncian los seguidores de Sánchez: “A los algo más de 4.000 afiliados de América se les ha conminado a reafiliarse, cumplimentando unos impresos que deben enviar por correo a Ferraz” algo que ha provocado un gran malestar entre aquel colectivo.
Ante semejante cúmulo de irregularidades, representantes de Pedro Sánchez enviaron el lunes una carta a la Comisión Gestora solicitando una reunión para tratar esta cuestión.
Al preguntarle por las declaraciones de Patxi López, tercero en discordia y que asegura que se fía del censo oficial y que no le plantea problemas mayores, Ábalos se muestra taxativo: “En su origen era una candidatura de oportunidad. Si lograba que Sánchez se retirase o que Susana no se presentara, había ganado. De todas forma, ellos mismos lo dicen: la suya es una candidatura sin riesgo, se sumarán al que gane”.
En opinión de Matías Alonso, toda esta sobrerreacción de la Gestora y de Susana Díaz está motivada por varios factores. Por un lado, ven que “a pesar del golpe de timón, el PSOE sigue cayendo en las encuestas y ya está cuatro puntos por debajo de los malísimos resultados de Pedro Sánchez”. Otra cuestión que “les asusta es el sistema participativo que impulsa el equipo de Sánchez, donde las agrupaciones aportan ideas y participan en los debates para elaborar el programa marco”. Por último, “sólo ahora han comenzado a darse cuenta en Ferraz de la profunda herida que causaron en la gente los acontecimientos del 1 de octubre de 2016, cuando Pedro Sánchez fue obligado a dimitir como secretario general tras la conjura de Zamora”, donde el oficialismo urdió el plan para deshacerse de Pedro y entregar el gobierno al Partido Popular deMariano Rajoy“. “Y eso, la gente, ni lo olvida ni perdona”, apostilla.
Fuentes socialistas consultadas por cuartopoder.es han señalado que todas las candidaturas –pero especialmente las de Sánchez y Díaz–tratan de arrimar el ascua a su sardina a la hora de depurar los censos de aquellas agrupaciones en las que tienen mayor peso, para poder recuperar a aquellos militantes que, por una u otra razón, podrían quedar excluidos del listado de militantes con derecho a voto.
(*) Fernando I. Lizundia es periodista.